aceite de jojoba para rizos

Aceite de jojoba para cabello rizado

Lo aceites naturales son buenos para el cabello rizado ya que ayudan a mantener la hidratación por más tiempo en el cabello y así podemos controlar el frizz de nuestro cabello.

Uno de los aceites más recomendados es el aceite de Jojoba para rizos, ya que no deja la sensación de cabello graso como otros aceite.

El aceite de Jojoba proviene de un arbusto autóctono americano. Es una cera que se extrae de su nuez. El aceite de jojoba es muy parecido al sebo que produce nuestra piel, por lo que podemos usarlo como una hidratante para nuestro cuerpo.

 

Beneficios del Aceite de Jojoba para  rizos.

  • Similar al  sebo natural de nuestra piel. Podemos utilizarla como hidratante.
  • Curar el acne, psoriasis y el eccema.
  • Cutículas secas.
  • Proviene la caída del cabello.
  • Anticaspa
  • Regula la grasa del cuero cabelludo.
  • Reduce el encrespamiento.
  • Aporta brillo y volumen capilar.
  • Sella la hidratación.
  • Antiinflamatorio.
  • Ayuda al crecimiento del cabello.

 

El aceite de jojoba para los rizos es ideal ya nos mantiene la hidratación en el cabello sin esa sensación de tener el pelo graso. Como hemos visto sus beneficios nos pueden ayudar a tener mejores resultados en nuestras rutinas de lavado y definición.

Una de sus utilidades en tratamientos para rizos es en la exfoliación capilar. La exfoliación capilar nos ayuda a retirar del cuero cabelludo las células muertas y los excesos de residuos que podamos tener por el uso de champús con sulfatos o sebo acumulado.

Beneficios de la exfoliación capilar.

  • Limpia el cuero cabelludo en profundidad.
  • Elimina las células muertas de la piel.
  • Ayuda a remover las toxinas.
  • Activa la circulación.
  • Ayuda al crecimiento del cabello.
  • Ayuda a que los tratamientos para el cabello posteriores sean más efectivos.
  • Brillo.
  • Elimina la caspa del cabello y el aceite de jojoba ayuda a prevenirla.

 

Ingredientes para la exfoliación capilar para el cabello rizado o liso.

 

  • Azúcar morena 3 cucharadas.
  • Aceite de Jojoba 5 cucharadas.
  • Aceite de Árbol de té 3/4 gotas.

 

Aplicamos la mezcla con el cabello mojado para que se reparta mejor. Masajeamos suavemente el cuero cabelludo y retiramos con agua y champú.

Puedes hacer la exfoliación capilar con aceites naturales 2 veces al mes y si ves que tu cuero cabelludo no necesita tanta exfoliación con una al mes será suficiente.

 

Como ves una exfoliación mensual nos ayuda a nuestro cabello ya tengamos el pelo rizado o liso. Al igual que nos hacemos peeling en la piel para ayudar oxigenarla, hacer una exfoliación capilar es imprescindible en nuestra rutina capilar.